1 de mayo de 2012

Fermín IV- Control Machete


Fermín IV Caballero Elizondo (nacido en Monterrey, Nuevo León, México) es un MC mexicano ex-integrante del aclamado grupo de rap Control Machete.

Carrera musical

Su formación musical se remonta a la adolescencia, ya que alguna vez refirió escuchar el Hip hop de los Estados Unidos durante esta etapa, haciendo alusión a su fuerte mensaje de inconformidad y crítica abierta a la sociedad en general. Desde ese momento, comenzó a desarrollar un proyecto musical de bajo perfil, llamado Profuga Del Metate; mismo que dejó de lado al decidir estudiar medicina.
Tiempo después, retomó la música como su ocupación y no sería sino hasta 1996 donde debutaría con el grupo Control Machete en la escena nacional.
Para el año 2000, el mismo dejaría por entendido que estaría abandonando Control Machete para dedicarse a un nuevo proyecto como solista bajo su propio nombre. Evento que se debía principalmente a que Fermín se había convertido al cristianismo y dejaría el ámbito secular para dirijirse a dicho público.


Definitivamente si mis amigos me oyen decir que la estaba pasando mal hace 3 años, no me creerían. Estaba en la mejor posición a simple vista, 23 años, dedicado a la música, discos en el mercado, la gente me reconocía, dinero, giras y conciertos por Europa, Sudamérica, México y Estados Unidos; pero en mi interior no la estaba pasando del todo bien; empecé a tomar desde los 16 años y había aumentado mi consumo al igual que la fama y se añadió a mi vida la marihuana. Me convertí en fumador regular y cuando estaba solo en mi cuarto durante la noche me preguntaba por qué no me sentía bien. En ese momento en mi vida no existía una relación con Dios, sólo una religión. Yo no busqué a Dios, pero él a mí, sí.

Conocí a una chava que me regaló una Biblia, encontré que Jesucristo había muerto por mí en la cruz para darme vida eterna, y de una forma gratuita me amaba, lo único que tenía que hacer era creer en él y entregarle mi vida. Lo hice un día, le entregué mi corazón, pero seguía en las drogas, hasta después de varios meses de intentar dejarlas, aquella chava, que ya era mi novia, me dijo que Jesús ya estaba en mi corazón, y que el único que me podía ayudar era él, oramos y ocurrió el primer milagro en mi vida.

A partir de ese momento empecé a vivir una vida libre, sin ataduras y comprendí que Jesús lo único que quería era perdonarme y sanar mis heridas. Yo no busqué a Dios, él me encontró. Ahora vivo agradecido por la misericordia que me ha tenido, no la merecía y aun así él me ha bendecido con una esposa hermosa (sí, esa chava que me regaló la Biblia) y un bebé en camino, una familia espiritual en Semilla de Mostaza y una esperanza, ver a Jesucristo.

A la fecha oficia como pastor en una congregación cristiana de nombre Semilla de Mostaza www.semillaonline.com en la Ciudad de México; mientras que continúa como solista y trabajando en otros proyectos dentro del mismo ámbito (música cristiana).



0 comentarios: