15 de julio de 2012

Un Milagro debajo de mi ropa interior!

http://pastoralejandrorivas.org/2012/01/03/un-milagro-debajo-de-mi-ropa-interior/

Sus partes intimas sangraban ya demasiado, tanto que ya era imposible ocultarlo aun y cuando su cuerpo estaba oculto bajo tres juegos de ropa interior.
Ya ni siquiera se escondía, ahora huía, huía de todo y de todos. Perseguida por las autoridades, policías e incluso la misma Iglesia que la consideraba casi como una hereje por atreverse a hacer lo que estaba haciendo, pero ella no cedía ante la presión, algo dentro de ella sabia que era su oportunidad; era la oportunidad sublime, única…y lo mas probable que fuera la ultima. Acaso era tan malo atreverse a soñarlo posible? acaso realmente era digna de muerte por atreverse a respirar un poco de aire fresco después de doce años de encierro? sabia que no era una oportunidad que podía dejar pasar, era quizás esa única posibilidad la que la hacia atreverse a tanto, quizás era el brillo de la esperanza que esparcida en su cerebro recorría sin piedad cada nervio de su cuerpo y la hacia correr mientras escondía con toda su fuerza su pecado.”
donde esta…tengo que hallarlo. Solo el puede, solo el sera el único que puede ayudarme…” la voz débil de la mujer se perdía entre el ruido y tumulto de mucha gente “se que nadie me escucha pero se que pueden verme y de descubrir lo que ocurre debajo de mis ropas…” un grito de dolor y desesperacion sacudió su voz y su semblante mientras caía pesadamente a tierra, el dolor de tanto recuerdo había hecho presa de su memoria y tal como si fuera una película de horror recordaba tanto sufrimiento, tantas drogas que manos extrañas le ofrecían tal y como si fueran el elixir mágico de su libertad, pero todo había sido un fraude, un desvergonzado fraude. Ahora después de doce años su cuerpo desgastado por la excesiva perdida de sangre y su alma enferma de tanto dolor y frustracion corrían desesperadamente por las calles llenas de tierra de la ciudad, en busca del hombre de quien había por ese casi mágico error, cual hubiera sido la misercordia Divina que cansada de escuchar su clamor hubiese decidido ponerle fin a semejantes gritos, había escuchado su nombre. Desde ese momento el nombre de ese hombre se había convertido en su obsecion, en su delirio, soñaba con su rostro, con su aroma, con el roce de sus ropas tal y fuera la flor mas dulce del campo.”
“No tenia dinero, bienes ni mas vestido del que llevaba puesto, no tenia nada mas que ese pedazo de dignidad que se negaba a morir aun a costa de que la misma sociedad y las leyes la catalogaban como sucia y digna de ser consumida en el mismo infierno viva. Un liquido viscoso mancho su mano derecha. Si allí estaba: rojo carmesí, como sonriendo triunfante después de tantos años de batalla. Era realmente irónico que el mismo liquido del cual dependía su vida, era el mismo liquido por el cual mereciera la muerte. Un charco rojo se asomo bajo sus faldas y en un instinto desesperado se puso en pie mientras intentaba ocultar el rastro que quizás la condenaría para siempre. Una multitud y gritos de jubilo guiaron sus ojos y tal cual telescopios visualizaron frente a si al hombre, sabia que era el, las voces lo aclamaban y su corazón dio un vuelco mientras temblando procuraba acercarse a el. La Multitud era demasiada pero ya era demasiado tarde, estaba decidida y nada ni nadie podría detenerla, respiro profundo y se adentra cual lobo en busca de su presa en medio de los matorrales, en medio de toda la multitud aun a sabiendas que un solo error le significaría una dolorosa y cruel muerte. Todos sus sentidos estaban centrado en el, nada mas importaba. Los colores de sus ropas aparecieron frente a si y su aroma penetro sus sentidos cual si fuere a devorarlos, estaba a diez centímetros de el, no podía mas, tenia que hacerlo, era la muerte o la vida. “si tan solo tocara el borde de su manto…”. Una delgada pero firme mano toca el borde del manto del hombre. El hombre se detiene impactado, reconoce que algo ha pasado. Poder ha salido de el.
“Quien ha tocado Mi ropa? Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de Mí.” la voz sonaba potente y fuerte pero dulce al mismo tiempo, era una mezcla única como de cuento de hadas. Ella al borde de un colapso nervioso, sin saber ya si era por el miedo a ser descubierta en su atrevimiento heroico, por la emoción de poder palpar con sus propias manos que la sangre se había detenido o por el hecho de poder ver cara a cara al hombre del cual había salido semejante Poder. “fui yo Señor” dijo la mujer mientras humillada por su anterior condición se postraba ante los pies del hombre mas Poderoso que ha pisado la faz de la tierra.
“Hija, tu FE te ha sanado,” le dijo Jesús; “vete en paz y queda sana de tu aflicción. El Milagro había sido consumado. (Marcos 5)

Que fue lo que provoco este insolito Milagro?
Fíjate bien en el escenario de esta mujer. Esta SUFRIENDO por padecer una enfermedad. No hablamos de estar pasando por una enfermedad como una gripe, que si bien te sientes mal y feo, aquí hablamos de SUFRIR, este enfermedad causaba dolor, daño, molestias…clínicamente hablamos de hemorragia vaginal.  estoy viviendo con una mujer estando en “su periodo” y ya se que es molesto y que las afecta de mil maneras distintas…asi que me puse a pensar en esa alteración física, emocional, humana y de carácter elevado a la milésima potencia; una mujer llevando doce años en “su periodo”….y trago saliva y grito! esta mujer ha de ver estado sufriendo muchisimo!
Pero no solo eso, sino que había sufrido mucho con médicos…imaginen yendo de un medico a otro para encontrar sanidad y en vez de eso ponerse peor! era frustante y desgastante, hablamos de estar gastando doce años en medicinas por puro gusto! te ha tocado vivir eso? estar enfermo de algo grueso que te provoca dolor y tener que ir de medico en medico, de medico en medico, por varios años y gastar todo lo que tienes, ahorros, efectivo, cheques, bienes, recursos, prestamos, créditos, todo! yo estaría frustrado, molesto, enojado, deprimido…mal! Pero no solo eso…sino que empeoraba mes tras mes! no hablamos de una enfermedad únicamente constante, sino de algo que aumentaba. Ese flujo de sangre aumentaba día con día, mes tras mes y año tras año, después de doce años de flujo aumentado…no puedo ni imaginarme la situación real de esta mujer! Y no solo es eso. La ley la decretaba como IMPURA, y debía estar alejada de toda la sociedad, aislada literalmente, marginada sin salir a la calle, y sin tener contacto con nadie. Esta mujer no tenia amigos, no tenia compañeros y ni mucho menos pareja! estaba sola, aislada, deprimida, frustrada, y escasa. Esa era la situación actual de esta mujer. Pero en un solo instante su final cambio a un MILAGRO.
Que hizo esta mujer realmente? que provoco esta transformación? que claves uso? como paso de lo peor a un Milagro?? FE. Ningún Milagro sucede sin FE. NINGUNO. La FE es la base solida de un Milagro.
Un testimonio
Recuerdo mi primer Milagro, Dios obro en mi mismo. “Era pasada la media noche cuando el dolor era realmente insorportable, literalmente sentía como me desangraba por dentro, sentia como la sangre parecia haberse salido de mis organos y caia desbordante sobre mis musculos y huesos…mi vientre estaba arruinado, cai al suelo desgarrado en dolor. Dicen que uno sabe cuando ha llegado su hora, esa tragica hora de la cual nadie le gusta hablar, pero en ese instante yo lo sabia, sabia que esa era mi ultima noche en la tierra. Era muy joven no solo en edad sino en los caminos del Senor, aun no era Lider, ni teologo, ni evangelista, no tenia un solo titulo de renombre…no tenia Uncion, poder ni sabiduria Biblica, no me sabia ni un solo versiculo de la Biblia de memoria, solo tenia una sola cosa: FE. No se trataba aun de una FE de Poder o de Liberacion demonicana, se trataba de una FE que CONFIABA en el Señor, esa primera FE de “novato”, ese primer Amor que todo lo Cree y todo lo espera.
Recuerdo que al saber que ese podia ser mis ultimos momentos doble rodillas y NO blasfeme diciendo a lo Alto porque me quitaban la vida, ni tampoco clame desesperado por un dia mas de vida, ni mucho menos critique a nadie por ese tragico desenlace, no pregunte “porque” ni nada parecido…simplemente alli de rodillas dije “Gracias Señor por permitirme vivir hasta el día de hoy.” y me deje caer. Lo siguiente que recuerdo fue que abri los ojos y asombrado miraba a mi alrededor “vaya…el Cielo se parece mucho a mi dormitorio…” me dije a mi mismo =D.
Por increible que parezca desde ese día mi organismo volvio 100% a la normalidad, como lo que se me antoje, sin problemas, jamas senti nuevamente dolor y ni siquiera en los ayunos de siete dias que hacemos el Liderazgo de la Congregacion tengo problemas…El simple y sencillamente me sano. Al paso del tiempo, cuando ya era “mas maduro” en el Evangelio, le pregunte al Senor “Senor porque me salvaste?, que hizo que no muriera… no te dije una Oración Milagrosa, ni te recite de memoria un poderoso Salmo que ameritara la ocasión, ni tampoco era en ese entonces un reconocido evangelista internacional del que dependieran miles de personas…que fue lo que paso? que te movio a verme esa medianoche??” claramente me contesto “tu confianza en Mi. Tu FE.”
Sin FE jamas obtendras un Milagro. La mujer no solo tenia FE para obtener una sanidad, sino para obtenerla YA! Ella iba a ser sana ese dia, en ese instante, ella se visualizaba tocando el borde del manto de Jesucristo y ser sanada, no iba esperando “que empezara su proceso de Sanidad”. Muchos Milagros ya estan escritos como HECHOS en los Cielos pero su tiempo esta para ser realizados en veinte anos, porque los que los pidieron tenian FE de procesos y no FE de INMEDIATOS.
SI VAS A ATREVERTE A CREERLE A DIOS POR UN MILAGRO, ASEGURATE DE OBTENERLO HOY Y NO DENTRO DE TRES DECADAS. CREE HOY Y VERAS PODER HOY.
Grabate bien estas palabras:
Puedes caminar sobre las aguas.
Puedes solucionar ese problema.
El desierto puede transformarse en un Oasis.
El Amor genuino puede aparecer y llenar tu vida.
HOY. No manana, sino HOY.
Mas Artículos Impactantes



0 comentarios: